Bjazz

Banadú
14 noviembre, 2017
Black Feeling
30 mayo, 2018

Bjazz

Bajzz nace en octubre de 2013 por un grupo de amigas y músicas que compartían trayectoria académica de corte clásico y un cierto bagaje profesional en el mundo del jazz. El proyecto surge de la necesidad de profundizar en la música moderna desde un punto de vista femenino, lleno de sensibilidad y matices.

El grupo tiene una triple vertiente como proyecto: una formación continua personal y grupal; la búsqueda de una interpretación consciente y creativa con una elección cuidada del repertorio; y la vocación didáctica de acercar la música clásica y de jazz a los diferentes públicos.

Con temas que se mueven entre el jazz clásico, el blues, el latinjazz, la bossa o el bolero, el grupo también realiza versiones con arreglos propios de temas de compositoras y autoras contemporáneas como María Rita, Esperanza Spalding, Diana Krall o Norah Jones, buscando dar presencia femenina al mundo del jazz en las islas.

Bjazz ha actuado en diferentes escenarios de la isla como la Fundación Mapfre Guanarteme con el espectáculo Class&Jazz (elegido como Proyecto Musical por la Fundación para 2015) o en el ciclo de conciertos Músicas Paralelas con el espectáculo EnCanto de Mujer en marzo de 2017 en el Centro San Martín Cultura Contemporánea. Así mismo, han realizado conciertos en la Fábrica de la Isleta, la Noche de los Museos en el espectáculo ‘De Castillos y fantasmas’ celebrado en el Castillo de Mata (2016), los Patios de Vegueta con motivo de las fiestas fundacionales de Las Palmas de Gran Canaria 2016, el ciclo de conciertos LaMinilla Live y en diversos eventos de carácter privado.

Componentes:

Samantha de León Hernández – contrabajo.
Silvia Jiménez Hernández – trompetas.
Amelia Gutiérrez Cano - batería.
Irga González Falero – piano, voz.

Género Musical:

Jazz

Más información:

Descargar Dossier

bjazz1_akyua
bjazz5_aktua
bjazz2_akyua
bjazz3_akyua
bjazz4_akyua
bjazz7_aktua
bjazz9_aktua

Encanto de mujer

Música de mujeres, reinterpretada por mujeres en un espectáculo único, que no le dejará indiferente.

El proyecto es una oda a la MUJER. Es la crónica de la superación de los enormes prejuicios contra los que ha tenido que pelear la mujer música en el ámbito del jazz y de otras músicas, a lo largo de más de cien años, para ser considerada por la sociedad en un plano de igualdad al hombre.

En nuestra sociedad la mujer siempre ha estado relegada a un segundo plano en todas las artes, en la música también.

La falta de interés por conocer la obra musical de muchas compositoras e intérpretes de diferentes épocas de la historia es bastante incomprensible, y la principal consecuencia de ello es la ignorancia que tenemos de estas mujeres que se enfrentaron a la sociedad de sus épocas para poder desarrollar su talento musical. Sin embargo, el papel femenino ha sido fundamental y, al igual que la música ha evolucionado, la mujer se ha ido desenvolviendo dentro de este arte con grandes dificultades y rompiendo importantes brechas marcadas por las diferencias de género prevalecientes desde la Antigüedad tanto como ejecutante de todo tipo de instrumentos como directora de orquesta y compositora y, en general, artista de la música.

Si en la música clásica la mujer ha tenido que luchar duro por encontrar su camino, en el mundo del jazz la historia no es diferente. La hipótesis acerca de que las mujeres en el jazz no existieron o no fueron importantes tiene su base en que el jazz por definición es una música de hombres. Como apunta Frank Tirro en su ‘Historia del jazz clásico’ el estereotipo popular suele restringir la contribución femenina a la música vocal: cantantes del blues clásico y grandes divas del jazz. Siguiendo esta premisa, ellas no podían tocar. Cuando esta hipótesis se enfrenta con el hecho de que efectivamente hubo mujeres instrumentistas que tocaban con solvencia trompetas, saxofones, baterías... muchos críticos y promotores hicieron oídos sordos, y si no, sus logros fueron explicados de esta forma: “wow! Increíble para ser una mujer”.

Nombres como el de la pionera Lil Hardin, habilidosa pianista y compositora, que injustamente ha sido recordada sólo por ser la mujer del trompetista Louis Armstrong, serán puestos en valor con alguna de sus composiciones más afamadas como Just for a thrill en este espectáculo. También estarán algunas de las voces más afamadas del jazz como Billy Holiday o Ella Fitzgeral.

Nos moveremos también a los años 60 y 70 en voces como las de las inigualables Aretha Franklin o Violeta Parra, en los que la música hecha por mujeres está indisolublemente ligada a los movimientos feministas, germen de las libertades conquistadas por la mujer en la actualidad.

Y llegaremos hasta nuestros días en los que mujeres como la malograda Amy Winehouse, la contrabajista Esperanza Spalding, o la cantante y compositora María Rita siguen dando voz a la mujer con sus composiciones y arreglos, y siguen mostrándonos el camino, pues queda mucho por hacer.

El proyecto EnCanto de Mujer realiza un recorrido por la música de mujeres comprometidas con su época que dejaron y dejan su huella en el panorama musical, mujeres con nombre propio, que la historia ha ido y debe ir poniendo en el sitio que les corresponde.

Género Musical:

Jazz

Más información:

Descargar Dossier

Class&Jazz

El proyecto Class&Jazz es un recorrido por una música que busca la hibridación entre el jazz y la música europea de concierto.

La idea de fusionar la música de jazz con las técnicas de composición desarrolladas durante 700 años de la música occidental, está presente en el ámbito musical desde el estreno de 1924 de la Rhapsody in Blue de George Gershwin. A partir de ahí surgieron una serie de corrientes musicales como la que se denominaría Symphonic jazz, que juega con la unión de elementos de la música clásica y las diversas corrientes del jazz, o el Third Stream o tercera vía.

El Third Stream, nació con una utópica fe en la capacidad de la música para resolver de forma pacífica las tensiones raciales delos años 50 en los Estados Unidos. En 1957 Gunther Schuller, trompista del Metropolitan Opera de New York, asiduo de las jam session, propuso una fusión entre el jazz y la música clásica. Aunque no fuera una idea nueva, se debió fundar sobre nuevos presupuestos. Por un lado, debía concretarse en la síntesis de elementos notacionales e improvisatorios. Por otro, debía ser lo suficientemente cauta como para no sugerir la apropiación de la cultura afroamericana por parte de una élite blanca. La tercera vía debía entenderse no como una rama del jazz, si no como una tercera corriente separada de las otras dos.

Tanto el Third Stream como otros movimientos con la misma filosofía, beben de los movimientos jazzísticos y de la música contemporánea más significativa de cada década. Así durante los 50 y 60 el cool y el jazz modal unidos al dodecafonismo fueron fuente de inspiración para Stan Kenton, Shelly Maine, John Lewis o Charles Mingus.

Posteriormente, en los 70 el interés se desplazó a hacer de puente entre la música contemporánea y lo que en tiempos recientes se ha venido entendiendo como jazz. Incluso en los 80, autores como Claude Bolling apostaron por la composición de temas que hibridaban no sólo las técnicas compositivas, sino que mezclaban en las grabaciones a los más importantes intérpretes del ámbito clásico y del moderno.

Class&Jazz muestra la utopía de una música sin fronteras cuyo objetivo es el de mantener viva curiosidad por música clásica contemporánea, desvistiéndolas de sus ropajes decimonónicos (notación / conservatorio / concierto) y situándolas en la nueva época que representan el jazz y otras músicas urbanas (improvisación / multiculturalidad / tecnología).

Género Musical:

Jazz

Más información:

Descargar Dossier

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar